Manual de supervivencia para mamás en verano

5 trucos para que tú también puedas descansar durante tus vacaciones. Aunque no siempre sea fácil.

¡Vacaciones en familia, por fin! Tenías muchas ganas de que llegara pero no siempre es fácil. En verano todo se descontrola: horarios, siestas, comidas, etcétera. Poder compartir las 24 horas con tu pequeño puede ser muy divertido, pero también agotador si no cambias el chip y te lo tomas con calma.

 

Te damos 5 consejos para que dejes de lado los agobios y te centres en lo positivo de pasar unas vacaciones en familia:

1. ¡No olvides meter un poco de actitud positiva en la maleta! Involucra a toda la familia desde el minuto cero en los preparativos y haz que cada uno de ellos se lo tome con tanta alegría como tú. Te quitarán un poco de carga y ellos también contribuirán a que las vacaciones sean perfectas.

2. ¡Prohibido enfadarse o gritar! Es la única norma que debes imponer a toda la familia durante estas vacaciones. Nadie se la puede saltar. 

3. Tómate tus propios momentos. Escoge un buen libro, haz alguna siesta o da una vuelta en bicicleta. Encuentra ratos en los que dedicarte a ti misma, sin marido ni niños. Lo necesitas.

4. Para que tus hijos no acaben diciéndote la típica frase de: “me aburro”, busca actividades divertidas adaptadas a su edad. Proponles excursiones en bicicleta, pasatiempos al aire libre o juegos en la playa o la piscina.

5. No asumas tú todo el trabajo. Tanto tus hijos como tu pareja deben colaborar en las tareas de la casa (si vais a una segunda residencia o apartamento) o comprar. Reparte las tareas según sus edades.

Si crees que este artículo puede ayudarte estas vacaciones, no te pierdas Implícale en las tareas del hogar y 5 claves para controlar las rabietas de tu pequeño.

Imagen

1.10.jpg

Imagen destacada

1.10.jpg

Imagen promocionado

1.10.jpg

Más artículos
Libros vivos, la última tendencia