//Alimentos refrescantes para niños

Alimentos refrescantes para niños

Si tu hijo pierde apetito en verano, ofrécele alimentos que le refresquen y contengan los nutrientes esenciales que necesita.

A algunos niños, y también adultos, en verano no les apetece mucho comer. El calor suele cambiar el apetito y las preferencias alimentarias. O ¿acaso a ti te apetece una sopa caliente o un potaje cuando los termómetros superan los 30 grados centígrados? Así que, si quieres mantener una dieta equilibrada y saludable en casa durante los meses de más calor, deberás adaptarla un poco para que sea más fresca y ligera.

En verano no necesitamos tantas calorías como en invierno, nuestros horarios cambian y nuestras actividades también. Si a tu hijo le afectan especialmente todas estas modificaciones, intenta crear al menos unas rutinas a la hora de comer: establece unas horas más o menos fijas para desayunar, comer, merendar y cenar. A continuación te proponemos consejos para encontrar alimentos refrescantes ideales para comer en verano:

  1. Fruta de temporada: en verano tenemos mucho para escoger. Es el momento ideal para reenganchar a tu hijo a la fruta. Si durante el resto del año le cuesta, aprovecha los meses cálidos. Prepárale macedonias variadas y llenas de colores. En esta época del año, en el mercado encontrarás melón, sandía, cerezas, melocotones, ciruelas, nectarinas, y un largo etcétera. Corta las frutas a trozos y mézclalas con yogur, zumo natural, leche fría o incluso helado. En la variedad está el gusto.
  1. Verduras frescas: los platos ligeros son los reyes en verano. Piensa en recetas refrescantes como gazpacho, salmorejo, vichyssoise, … purés fríos a base de verduras sanos y apetecibles.
  1. Los hidratos de carbono no pueden faltar en su dieta, pero en verano prepáraselos de manera diferente. Una ensalada de arroz o pasta no es lo mismo que un plato de macarrones recién salidos del horno… ¿No crees?
  1. Los lácteos, ¡imprescindibles durante todo el año! Hay mil opciones para conseguir que tome leche o derivados. Ofrécele un batido fresco o alternativas como yogur, queso fresco, helado de leche, … Son una buena opción para desayunar o merendar. ¡Seguro que no te dice que no!
  1. Y lo mismo con la carne, pescado y huevo. Mejor a la plancha que fritos. Y si los añades a ensaladas o platos fríos, el éxito estará asegurado.

Quizás también te interese: 5 trucos para que tu hijo coma bien en verano o Superar las batallas a la hora de comer.

 

2017-02-01T17:13:09+00:00junio 1st, 2016|Etiquetas: , , , , |

¿Tienes algo que comentarnos?